Sí puedo abrirte algo más que las piernas: mi alma y mi corazón. Aquí los tienes para que los hagas pedazos. Querías entrar en este espacio, ¿verdad? Entra, pero ya no hagas más destrozos...


Friday, 5 February 2016

Ilustración de lo que alguna vez soñé
























No todo en la vida es color de rosa, pero en medio de tantas cosas lindas, en mi sueño, sabía que éramos capaces de superar los malos ratos, y nuestros hijos estaban ahí para ayudarnos a lograrlo. Pero seguimos en el mismo punto donde partió este absurdo: en la nada, y yo aún duermo sola, anhelando poder borrar todas esas imágenes para poder dormir en paz. Tenía muchas ganas de vivir cada día contigo tal como viniese, pero al saber que siempre habría un "no hagas tal cosa", o una limitación, prefiero alejarme y luchar por no soñar con un absurdo en el que no puedo ser libre.

No comments:

Post a Comment