Sí puedo abrirte algo más que las piernas: mi alma y mi corazón. Aquí los tienes para que los hagas pedazos. Querías entrar en este espacio, ¿verdad? Entra, pero ya no hagas más destrozos...


Thursday, 31 December 2015

Otro año sin ti


La vida pasa sin condescencia, sin lástima, sin acongojarse por nadie. Rogaba al cielo que se apiadara de mi corazón a ver si llegaba el olvido, pero todo sigue igual, el sentimiento están intacto, y podría decir que es a prueba de balas...

Hoy, termina un año más, muere un lustro e inicia el comienzo de uno nuevo, otra vez sin ti. El entrenamiento para sobrevivir a tu ausencia tanto tiempo no ha sido fácil. No me duele amarte, me duelen las circunstancias, la distancia que estoy obligada a poner me desgarra lentamente cada minuto, pero la vida sigue. Aquí, sólo tengo conmigo poesía, sueños y amor para adornarte los días, quizá no es mucho, quizá no es lo que esperas, pero lo atesoro con el alma para entregártelos sólo a ti.

Donde quiera que estés hoy, mira al cielo y escucha mis lágrimas. No puedo fingir diciéndote que no son de tristeza, pues se me parte el corazón al no tenerte a mi lado para abrazarte, pero habrá algo de alegría en ellas, pues contigo también he reído, y pasado los mejores momentos, como ver nuestra banda favorita en vivo y hacer el amor en medio del frío.

Donde quiera que estés esta noche, quiero que sepas que miraré al cielo y te enviaré un beso. Cuando sientas una leve brisa, soy yo y el paso de mis labios por tus mejillas para desearte la mayor felicidad del mundo, paz y luz para todo lo que emprendas. Mi amor seguirá en este mismo lugar, queriendo salir a raudales, pero con la resignación de que los años seguirán pasando sin ti, y aún así, siempre querré lo mejor para tu vida...


No comments:

Post a Comment